Capakhine, ajedrez en Andalucía

 

Aquí tenemos una entrevista en exclusiva, que no tiene desperdicio con el nuevo MF del ajedrez andaluz, Luis Fdez. Siles, más conocido por todos por Luisón.

Antonio Gutiérrez Gamarra

 

CAM.- Nos hemos enterado de tu recién estrenado título de MF: ¿Qué nos tienes que decir al respecto?.

Luisón.- Para mí supone un paso adelante como jugador de ajedrez, aunque más que los títulos lo que me importa es seguir progresando y trabajar en la línea apropiada. En los últimos tiempos estoy bastante centrado estudiando con relativa frecuencia. Para mí estudiar un día 3 ó 4 horas es todo un logro, teniendo en cuenta que hasta ahora no lo había hecho nunca. De todas maneras me falta regularidad. También ha habido un cambio de mentalidad en la competición. Ahora me esfuerzo más en las partidas y tengo una actitud más seria en los torneos en los que participo. Espero seguir progresando y que este título me sirva para que me surjan nuevas oportunidades como jugador y como monitor.

CAM.- ¿Cómo ves el panorama del ajedrez a los distintos niveles en la actualidad?

Luisón.- A nivel internacional espero que veamos pronto como se unifica el título, y que la confusión que ha reinado en los últimos años llegue a su fin. Si no se sabe bien quien es el campeón mundial o hay varios títulos, aunque algunos de ellos sean extraoficiales, tal vez algunos patrocinadores no se atrevan a invertir en ajedrez. Parece que esta situación va a cambiar pronto. En cualquier caso Kasparov me parece el jugador más grande de la historia del ajedrez, y aunque no haya sido durante algunos años el campeón oficial sí que ha demostrado ser el número uno.

CAM.- Tú página www.capakhine.com es todo un éxito, incluso has estado nominado para algunos premios ¿Cómo has conseguido ese éxito?

Luisón.- Capakhine es una página cada vez más visitada y eso no sólo se debe a mí, sino a todos los jugadores que colaboráis. Este es el tercer año que lleva en la red y espero que siga por muchos años más. A veces no puedo dedicarle todo el tiempo que me gustaría, y seguro que cometo muchos errores, como el no mencionar a algunos jugadores en alguna crónica, organizadores ó patrocinadores. De hecho ya me ocurrió una vez que un patrocinador se molestó bastante porque no lo nombré en una crónica, y además pensaba que lo había hecho malintencionadamente. Ni siquiera me llamaron para pedirme que los mencionara, una vez que vieron que no lo había hecho. Simplemente me llegó a través de terceros que estaban muy enfadados y que pensaban que yo había obrado de mala fe. Esas cosas, por supuesto, desaniman bastante. Si cometo algún error u omisión, lo mejor es que me avisen de que es así.
Gracias a mi trabajo en Capakhine me han surgido otras actividades, como la posibilidad de ser el jefe de prensa del Club de Ajedrez de Mancha Real, uno de los equipos más importantes de España.

CAM.- Eres uno de los mejores monitores de Andalucía, ¿ A quién estás entrenando en estos momentos?

Luisón.- Llevo ya varios años trabajando con Fernando Rueda, uno de los mejores andaluces de su generación, y que cada vez hace más progresos, debido principalmente a su enorme talento. Ahora también he comenzado a dar clases semanalmente en vuestra ciudad, Motril, trabajando con Laura Jiménez, una chica de 9 años con un juego muy prometedor. Imparto clases también en el instituto Francisco Ayala de Granada. De todas maneras, ahora que llega el verano suelo aplazar las clases hasta el comienzo del siguiente curso, aunque continúo con algunas tareas como monitor, como en el Campeonato de España por edades que se celebrará en Mondariz, ó como en el Campamento de Viznar, la última semana de Agosto.

CAM.- ¿Que te parece la situación del ajedrez en España en estos momentos a nivel de Federación organizativo?

Luisón.- La gestión de la Federación Española en sus últimos años no está siendo buena, según mi opinión. Tal vez antes era peor, pero eso no justifica que ahora no sea buena. De todas maneras el ambiente político en el ajedrez español está bastante crispado. Quiero decir que hay principalmente dos grupos, los que apoyan a Ochoa y su gestión, y los que la critican ferozmente, y ambos grupos cada vez están más alejados y más enemistados y eso no es beneficioso. Hay muchos intereses políticos, intereses económicos, etc. Si abres una revista de ajedrez, por ejemplo, ya es previsible en cual encontrarás las mayores críticas a la FEDA y en cual encontrarás más elogios. Por supuesto que esto ocurre en casi todos los sectores de la sociedad, y si compras EL PAIS y el ABC, por ejemplo, leerás enfoques y valoraciones muy diferentes. Igual si ves las noticias de La primera de TVE ó ves Telecinco. No dudo que lo democrático es que haya opiniones diferentes, pero creo que esto ya no es una diferencia de opiniones, sino una separación irreconciliable de personas que, se supone, tienen un objetivo común: que el ajedrez vaya mejor. Y esto no es una crítica negativa a las publicaciones especializadas que tenemos en España, que tienen un nivel muy alto. Simplemente es un ejemplo de la gran separación del ajedrez español en sus diferentes sectores. Claro que es la FEDA quien más debería luchar porque se produzca un acercamiento.
Personalmente, no me gusta la gestión de Ochoa y en su día publiqué un artículo bastante duro acerca de la organización de los Campeonatos de España por edades por parte de la FEDA. El famoso caos de Formigal. Pienso que tras aquello Ochoa debería haber dimitido (tras aquel fracaso, no tras mi escrito). Así lo expresé y así lo sigo pensando, pero como no hubo dimisión simplemente espero que Ochoa lo haga lo mejor posible. Tampoco creo que lo haga todo mal. Este año el Campeonato de España Individual Absoluto fue un gran torneo y espero que este año el Campeonato de España por edades esté bien organizado. Esto no sería una sorpresa teniendo en cuenta que se realiza en Mondariz, donde ya están muy acostumbrados a realizar competiciones, dejando siempre el pabellón bien alto. Claro que es un torneo muy largo, pero el hecho de que algunos jugadores puedan participar en varias categorías es un punto a favor. Por supuesto hay otros puntos de vista al respecto. El Campeonato de España de División de Honor también ha tenido una organización impecable. Muchos se empeñan en que han sido intereses políticos los que han motivado a la Federación Canaria para hacerlo tan bien. Yo creo que lo hay que valorar son los resultados, y no tratar de empañar el buen trabajo de los demás. Solo faltaba eso...si lo hicieras mal te criticarían por hacerlo mal y si lo haces bien...lo haces bien por intereses políticos.
Pero hay muchos temas preocupantes en la gestión de la FEDA. Hace unos días me enteré de que este año el Campeonato Juvenil se realiza después del mundial, así que no habrá representación española en el Campeonato Juvenil del Mundo. Ni siquiera el mejor ELO ó el campeón del año anterior. Para algunos este es el último año como juvenil, como por ejemplo para Enrique Rodríguez, que ha progresado tanto en los últimos tiempos. Esa no es manera de cuidar a las jóvenes promesas. Parece ser que tratarán de compensar al campeón juvenil de este año de alguna manera, pero si no te dan la oportunidad de clasificarte para el mundial, como en cualquier país, difícil va a ser encontrar una compensación.

CAM.- ¿Cómo ves a la FADA en estos momentos?

Luisón.- Muy bien, ¡pero sólo porque me contratan como delegado en algunas competiciones!. No, lo digo en broma. En Andalucía el nivel ajedrecístico está mejorando notablemente y supongo que la Federación pone empeño en que esto sea así. La organización de los Campeonatos sub14 y sub16, por ejemplo, es siempre bastante buena. Este último año no he asistido, pero los 3 anteriores sí lo he hecho, y siempre ha sido muy buena. El absoluto suele estar bien organizado, aunque es difícil encontrar un sistema que convenza a todo el mundo. Más que difícil es imposible. La pega que le encuentro al absoluto es que no es especialmente interesante para los jugadores más fuertes de nuestra comunidad. La mayoría de ellos no participa. Habría que tratar de hacerlo atractivo para todo el mundo. También pienso que la andaluza debe apoyar algo más las iniciativas privadas que aparecen, como los campamentos para jóvenes.

CAM.- ¿Cómo calificarías a la Federación Granadina en estos momentos y la provincia en general?

Luisón.- Tengo la impresión de que su presidente, Guillermo Barranco, hace mucho tiempo que mantiene la actitud de ser presidente porque no hay nadie para sustituirlo. Es poco crítico consigo mismo, según me parece, con la excusa de que hace demasiado dedicando su tiempo "por amor al arte". Cuando llegué a Granada, hace 17 años, Guillermo ya era el presidente. Eso es algo que no entiendo. ¿No hay nadie con ilusión para hacer una tarea que puede ser tan provechosa? Echemos un vistazo a la Delegación Malagueña y tendremos un buen ejemplo de trabajo modélico. Circuito de Málaga. Open Internacional de Málaga. Cursos para árbitros y monitores. Actividades para los más jóvenes. Mil cosas y muy bien hechas. Ojalá en Granada aparezca gente con ganas de hacer las cosas así de bien dentro de la federación.
Hay especialmente algunos asuntos que no me gustan en la Federación Granadina, como que haya árbitros que esperan cobrar desde hace años y que el propio presidente no tenga un control claro de cuánto debe y a quién. No me resulta agradable hablar de todo esto, pero me parece que es necesario un cambio en la Delegación Granadina desde hace tiempo, y callarse no es siempre la mejor opción, aunque sin duda es la que te crea menos problemas.
Por suerte en la provincia de Granada hay diferentes clubes que trabajan enormemente en el desarrollo ajedrecístico. También escuelas municipales que hacen un gran trabajo. Y la aparición de la empresa Ajesur, desde hace ya algunos años, fomenta en gran medida el ajedrez en Granada.

CAM.- Este verano, de nuevo, vuelves a ser monitor de los IV Campamentos de Ajedrez de Víznar, que está organizado por Ajesur, ¿Cómo va a estar enfocado este año?

Luisón.- Como cada año el Campamento de Víznar no sólo supone una buena cita para los jóvenes en la que hacer progresos ajedrecísticos, sino que es el lugar de reunión de muchos jóvenes ajedrecistas para pasar unos días extraordinarios. Se dividen en varios grupos, diferenciados por su nivel. En el nivel de perfeccionamiento, al que asisten gran parte de los jugadores jóvenes con más proyección de Andalucía, impartimos clases Ismael Terán y yo. Algunos años también ha estado Carlos Matamoros. Ismael no necesita presentación. No sólo es Maestro Internacional y Entrenador Nacional, sino que es un gran pedagogo, con una extraordinaria capacidad de síntesis, y un enorme sentido común en ajedrez. Yo me encargo de dar algunas charlas cada año, y suelo encargarme de algunas actividades para el tiempo de ocio, con algunos juegos que invento, como el Juego de los Capakhines, el Capachess, el dadokhine, etc. Cada año invento un juego nuevo. Este año le toca al "Gallinita-chess", pero no puedo adelantar nada porque nos gusta que sea una sorpresa. Además, estoy preparando algo nuevo. Voy a adelantar algo...este año nos visitará en Víznar alguien de quien hasta ahora no habíamos oído hablar. Se trata de un monitor muy particular que no está anunciado...pero tampoco quiero desvelar la sorpresa, solo espero que resulte divertido.
Este año volverán a estar Raúl Cuesta y Armando Mora, que aparte de ser unas personas entrañables, son grandes monitores. Saben conectar muy bien con los pequeños y realizan un trabajo extraordinario. Y este verano se estrena como monitora Ángela Rodríguez, que hasta ahora había sido alumna del campus y que este año se ha unido al equipo técnico. Espero que también se una a las actividades de tiempo libre, con esas divertidísimas imitaciones que hace a mi costa. Enrique Borrego y Sergio Cuesta preparan el campus durante todo el año para que cuando lleguen estos días tengamos un gran campamento. Quique además de monitor es el que se encarga de las excursiones, que ameniza con sus explicaciones sobre animales y sobre naturaleza en general. Sergio es el monitor que suele interpretar el papel de "poli malo" cuando algún niño hace una trastada, aunque todos sabemos que es un buenazo.

CAM.- ¿Qué te parece el ajedrez en Motril a nivel organizativo y participativo?

Luisón.- La verdad es que siempre me ha gustado ir a jugar a Motril, siempre he encontrado un trato estupendo por parte de los motrileños. El ajedrez en Motril va a más, hay una cantera estupenda y, de hecho, siempre ha habido buenos jugadores en vuestra ciudad, como Jorge Montoro, Sergio Soto, Emilio Castilla, Julio Bacas, Andrés Sánchez, en fin, me dejo muchos y espero que nadie se moleste, pero los más grandes jugadores están por llegar con esa magnífica cantera que tenéis.
La organización de torneos en Motril es ejemplar, y siempre hay una gran participación de jugadores de todas las edades, procedencias y niveles.

CAM.- ¿Cual es tu punto de vista sobre esos maestros, a los que todos conocemos, que son famosos y no precisamente por su deportividad?

Luisón.- Yo simplemente trato de tener cuidado cuando me enfrento a ellos, pero quiero aclarar que jugadores que no destacan por su deportividad hay en todos los niveles. Creo que hay que acostumbrarse a reclamar al árbitro cuando el comportamiento de nuestro rival no es el correcto. Otra cosa es que una vez que reclamemos el árbitro no sepa cómo actuar, ó que sencillamente le dé la razón al jugador más fuerte. Eso es muy frecuente, desgraciadamente. Pero el jugador poco puede hacer en ese sentido. Si el comportamiento de un jugador no es correcto hay que reclamar al árbitro, y esperar que éste sepa solucionar el problema.

CAM.- ¿Cómo ves a los jóvenes jugadores de Andalucía y en particular en Granada, la cual esta a un nivel muy alto? ¿Que jugadores son los que más te llaman la atención?

Luisón.- Andalucía es una potencia en cuanto a ajedrez escolar se refiere. Cada vez aparecen más jugadores fuertes en todas las categorías. Tal vez sea Granada la provincia con más jóvenes destacados. En el Campeonato de España de la Juventud este año 7 de los 10 representantes andaluces son granadinos.
En la provincia de Granada el caso de Enrique Rodríguez es el más destacado en cuanto a progresión se refiere. Ha conseguido el título de Maestro Internacional y ha pasado la barrera de los 2500 puntos de ELO. Estoy seguro de que pronto lo veremos como Gran Maestro, aunque tampoco hay que ser adivino para decir esto.
Pero hay muchos jugadores con una gran proyección, Pepe Cuenca, Claudia Robles, Elia Mercado, Carlos Izquierdo, Laura Toral, Fernando Rueda, Andrés Sánchez, Ordoño Palacio, Tatiana Martín, Paco Cuenca, Marcos y José Camacho... lo malo de empezar a nombrarlos es que siempre me voy a olvidar de algunos. Muchos de ellos están llegando a un nivel en el que para seguir progresando tendrán que trabajar un poco más. Sobre todo es muy importante que les guste mirar partidas en un libro...trabajar un poco las aperturas consultando libros y ordenadores...no sé...me da la impresión que muchos han progresado por su talento, por recibir clases, por jugar mucho, pero que no están acostumbrados a trabajar un poco por su cuenta. Eso es muy importante. Y las diferencias entre ellos empezaran a marcarse dependiendo del trabajo que cada cual realice. No nos engañemos, llegados a cierto nivel (pongamos unos 2200 de ELO, por decir una cifra) si uno no trabaja por su cuenta, no llegará muy lejos. Por mucho talento que tenga, por muchos monitores que contrate y por muchos torneos que juegue.

CAM.- ¿Si no te hubieras dedicado al ajedrez, a que te habrías dedicado?

Luisón.- No sé... La verdad es que he trabajado en cosas muy diferentes, aunque el ajedrez siempre es una afición que he conservado cuando me dedicaba a otras cosas. Durante varios años me dediqué al mundo del espectáculo. Formaba parte de una compañía de teatro profesional de Granada y actué por muchos sitios de España, incluso tuvimos algunas actuaciones en Francia. Es una época que recuerdo con mucho cariño. También actuaba como mago en diferentes locales y fiestas, especialmente en la época de las comuniones. Además de todo esto trabajaba en un café-pub, que acabó siendo punto de reunión en Granada de ajedrecistas, y aún lo sigue siendo. Es el Café-pub Liberia y ahora trabaja allí otro ajedrecista, gran amigo mío, Miguel Ángel Malo.
Ahora el ajedrez me llena más y mis otros trabajos han quedado atrás. Prefiero competir y enseñar ajedrez, pero conservo un cierto toque teatral de aquella época. También compagino mis clases y mis torneos con mi trabajo en internet, como webmaster. Además de Capakhine, realizo la web del Club de Ajedrez de Mancha Real y espero que en el futuro otros clubes de ajedrez me encarguen el diseño de su página web. Si no me hubiera dedicado a estas cosas que hago ahora, supongo que habría tratado de dedicarme a algo creativo

CAM.- ¿Cuales son tus objetivos o la meta que te has planteado?

Luisón.- La meta es seguir progresando, como te decía al principio. Los objetivos van cambiado si los vas consiguiendo. La verdad es que me gustaría conseguir el título de Maestro Internacional, ese es uno de mis objetivos.

CAM.- ¿Cuál ha sido la anécdota en un torneo de ajedrez que más te ha hecho reír?


Luisón.- Bueno, puesto que nuestro amigo Carlos Matamoros me "pasó la pelota" en la entrevista que le hicisteis, tendré que recordar algo. Una de las que más gracia me hizo no fue en un torneo, sino en una simultánea que di hace tiempo en Adra, un pueblo de Almería. Uno de los jugadores que se sentó era un niño de unos 8 años. Él jugaba con blancas y su primera jugada fue mover el peón a a3, por lo que sospeché que el niño no jugaba muy bien. Yo llevé un peón al centro, y seguí moviendo en otras partidas. Cuando llegué de nuevo a esa partida el niño avanzó un paso el peón de b. Yo continué con jugadas normales, desarrollando piezas, controlando el centro, enrocando pronto...y cada vez que llegaba al tablero el niño avanzaba un paso uno de sus peones hasta que colocó todos sus peones en la tercera fila. Cuando volví al tablero, el niño por fin movió una pieza que no fuera un peón. Llevó la torre de a1 a a2. Pero la sorpresa llegó cuando volví a ese tablero y vi como cogía el caballo de b1 y lo llevaba a b2. Lo miré y él me sonrió. Le pregunté si es que no sabía como movía el caballo y me contestó que no sabía como se movía ninguna pieza, se levantó y se alejó de aquel lugar muerto de risa, celebrando aquella partida con sus amigos. Me pareció muy divertido.


Entrevista realizada por Antonio Gutiérrez Gamarra